Hydronix logo
Medición de la humedad en la fabricación de arroz

Cerca del 50 % de la producción mundial de arroz con cáscara es vaporizado. Este proceso implica cocer al vapor o en agua el grano de arroz mientras está aún con la cáscara y, a continuación, secarlo. Medir la humedad del arroz durante el proceso de secado puede reducir directamente la cantidad de energía necesaria para secar el arroz, además de la cantidad de material desperdiciado.

Durante el proceso, primero se pone en remojo el arroz para conseguir un nivel de humedad óptimo, aproximadamente el 30 %. A continuación, el arroz se cuece al vapor o en agua hasta que el nivel de humedad del arroz sea aproximadamente del 38 %. Finalmente, el arroz se seca hasta que el nivel de humedad sea de aproximadamente del 12-14 %. En ese momento, ya se puede preparar para almacenarlo o para someterlo a más procesos como la molienda.

Debido a los cambios de humedad que sufre el arroz durante el proceso de vaporización, es extremadamente importante que el proceso de secado se controle de forma precisa para garantizar que el arroz alcanza el nivel de humedad objetivo cuando sale del secador. Si el nivel no es el correcto, los granos de arroz se pueden romper durante el proceso de molienda o descascarillado y además, una humedad mayor puede provocar variaciones en el color del arroz después del pulido. Esto conlleva el desperdicio de materiales y costes innecesarios para el productor.

Ahorro de costes

Las ventajas de instalar un sensor Hydronix se dividen en 2 categorías principales:

Ahorros por la reducción de desperdicios:

Por ejemplo, si un único secador procesa 16 000 kg de arroz cada 12 horas y se supone que se realizan 2 turnos por día y se trabaja 5 días por semana, esto equivale a 160 000 kg de arroz procesados a la semana. La instalación de un sensor de humedad podría reducir la cantidad de arroz que se desperdicia debido a granos rotos o en mal estado en un 2.5%, es decir, 4000 kg a la semana. El precio de mercado actual del arroz (a fecha de junio de 2016) es de 417 USD por tonelada métrica, de modo que, si se reduce la cantidad de granos rotos, se podría ahorrar hasta 1668 USD en solo una semana, o 80 064 USD si hablamos de un año laboral de 48 semanas.

Ahorro de energía:

Un sensor instalado correctamente puede medir los niveles de humedad de los materiales que salen de la torre de secado con una precisión de +/- 0,5 %, lo que permite controlar el secador con mayor precisión. El control del secador en tiempo real garantiza que el secador se controle de forma instantánea, lo que da como resultado una mayor eficiencia energética.

La instalación de un sensor digital de humedad Hydro-Mix XT de Hydronix en el proceso de secado es sencilla y ofrecerá un ahorro inmediato en los costes y ventajas para el productor. El sensor se puede instalar en sistemas nuevos o existentes y se debe colocar de manera que exista un flujo de material constante a través de la superficie de medición. Las ubicaciones más habituales del sensor serían en un transportador antes de que el arroz entre en el secador, de modo que se puede calcular la cantidad correcta de energía que se necesita para secar el arroz y lograr el nivel de humedad objetivo óptimo. De forma alternativa, según las necesidades de cada productor, el Hydro-Mix se puede instalar en la salida del arroz en la parte inferior de la torre de secado para asegurar que el arroz se seca correctamente antes de procesarse o prepararse para su almacenamiento.

La técnica de medición digital de Hydronix garantiza que el sensor sea muy estable y que la medición sea lineal. Esto significa que el sensor solo necesita calibrarse una vez durante su instalación y que, posteriormente, se revisará como parte del programa de control de calidad que lleve a cabo el productor.